CHINA ES EL SEGUNDO VENDEDOR DE ARMAS DESPUÉS DE EE.UU.