Profeco sugiere “platillos sabios” para Navidad.

La Profeco hizo un llamado a las familias mexicanas para que en la Cena de Navidad “hagan compras inteligentes” y preparen siete “platillos sabios”

La Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) hizo un llamado a las familias mexicanas para que en la Cena de Navidad “hagan compras inteligentes” y preparen siete “platillos sabios” con productos 100 por ciento mexicanos, lo que le significarán ahorros desde 40 por ciento y en algunos casos hasta 70 por ciento.

Foto de Anthony Cantin para Unsplash

El titular de la Profeco, Ricardo Sheffield Padilla, propuso así lo que llamó la cocina del ahorro, que cuenta con siete platillos típicos navideños pero con costos que van de 50 a 400 pesos, con raciones hasta para 12 personas.

Las propuestas son creación de chefs reconocidos, quienes de manera fácil muestran que un platillo como el bacalao, con diferentes ingredientes, puede ser el mismo en sabor y presentación, la diferencia es el precio, y de 500 pesos que cuesta el bacalao importado, puede oscilar como un mínimo entre 157 a 243 pesos.

Así propone como platillos sabios el atún a la vizcaínalomo mechadopollo en salsa de poncheensalada de romeritosrollo hojaldrado de romeritos y hasta un pollo relleno al horno, y de postre un flan llamado “Isla flotante tabasqueña”.

El pollo se cocina igual que el pavo, pero con costos muy inferiores que se ubican hasta en 275 pesos, con raciones que pueden ser de 10 a 20 personas.

Pechuga de pollo o pechuga de pavo?

Las recetas, comentó Sheffield Padilla, generarán ahorros a las familias donde lo importante es la convivencia “y no si la uva tiene o no semillas y los costos son más altos” y podrán consultarse en la página www.profeco.gob.mx, e incluso se reparten folletos gratis en todo el país.

La Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) hizo un llamado a las familias mexicanas

El procurador señaló que se mantendrán los operativos de vigilancia para que no se abuse de los consumidores en esta temporada, aunque recordó que “estamos en libre mercado y si un producto es caro, lo inteligente es no comprarles”.