Por tierra ‘El Chapito’ humilló al Ejército y a la Guardia Nacional.

Doblaron al Gobierno: para frenar la furia por el arresto.

Este viernes, el sol no le calienta al gobierno. La capital de Sinaloa estuvo bajo fuego siete horas, largas, que provocaron caos, miedo y crisis de pánico entre la población y un vacío enorme de información.

La cacareada “estrategia de pacificación”, la de abrazos, no balazos, sucumbió en Culiacán. Lo que queda de las fuerzas armadas del otrora dominante Cártel del Pacífico ganaron la batalla, humillaron a los cuerpos federales y estatales que mostraron debilidad inédita y pusieron en ridículo al presidente de la República, Comandante Supremo de las Fuerzas Armadas.

En materia de seguridad, la “Cuarta Transformación” quedó exhibida como transformación de cuarta, sometida y doblegada ante el poder de fuego de comandos armados hasta los dientes, que se “la rajaron” en las cercanías del fraccionamiento “Tres Ríos”, para liberar al “El Chapito”, Ovidio Guzmán López, hijo de “El Chapo” Guzmán, luego de haberlo ubicado y detenido, dizque casualmente, dentro de una vivienda de la colonia.

Ovidio Guzmán López es reclamado por la justicia estadunidense por conspiración para distribuir droga.

Be the first to comment on "Por tierra ‘El Chapito’ humilló al Ejército y a la Guardia Nacional."

Leave a comment

Your email address will not be published.


*