Nuevo sismo sacude a Puerto Rico.

La Red Sísmica de Puerto Rico informó que tras el temblor de hoy no hay advertencia o vigilancia de tsunami.

Al menos 2 mil damnificados han estado acompañado fuera de sus casa tras los daños ocasionado por los sismos. (AP)

Crece el nerviosismo en Puerto Rico tras el último temblor de magnitud 5.2 al suroeste de la isla.

Un nuevo sismo de magnitud 5.2 se sintió este viernes en todo Puerto Rico provocando inquietud entre la población, que desde el pasado 28 de diciembre sufre los efectos de una intensa actividad sísmica frente a la costa sur del territorio caribeño.

La Red Sísmica de Puerto Rico informó a través de las redes sociales de que tras el temblor registrado no hay advertencia o vigilancia de tsunami para el territorio caribeño e Islas Vírgenes, sobre un sismo que se registró a las 18:30 hora locales.

El temblor se registró a 14.4 kilómetros al sur-sureste del municipio de Guánica, con 2 kilómetros de profundidad.

A pesar de que el temblor se localizó, de nuevo, al suroeste de la isla, en el mar, se sintió con fuerza en todo el territorio puertorriqueño, donde se volvieron a registrar escenas de pánico entre la población, que trataba de recuperarse del sismo del pasado martes, de magnitud 6.4, que provocó daños en cientos de viviendas y más de 2 mil refugiados.

La electricidad, a pesar del temblor de hoy, se mantuvo en buena parte de la isla. La generación es en estos momentos de mil 777 megawatts a pesar del último sismo.

El sismo de 6.4 destruyó hogares y uno de los principales atractivos turísticos de la región, la formación rocosa Punta Ventana, cuya parte superior derrumbó

La población mostró a través de las redes sociales el resultado del último temblor, que incluye algunos postes de la luz caídos y muros dañados en algunas construcciones.