FUNDADOR DE TWITTER DONA 1000 MILLONES DE DÓLARES PARA COMBATIR EL COVID-19