Archundia aprendió groserías en varios idiomas para ser respetado.

Archundia aprendió groserías en varios idiomas para ser respetado.

Archundia aprendió groserías en varios idiomas para evitar problemas 

México- El silbante mexicano Armando Archundia tuvo varios secretos a lo largo de su carrera en las canchas del fútbol, mismos que eran parte de su trabajo y preparación, como lo fue aprenderse groserías y más para los partidos internacionales donde los jugadores no hablaban español y eso lo ayudó para que lo respetarán.

Armando Archundia reveló eso lo mantuvo a salvo en un par de ocasiones y es que nunca se caracterizó por sacar la tarjeta roja, siempre trató de ser relajado en la canchas.

Los silbantes mexicanos cargan con una gran responsabilidad al momento de salir al campo en un juego internacional. Muchas veces hay conflictos, reclamos y demás pero el ex silbante sabía controlar esos momentos con groserías… sí, así como lo leen.

ARMANDO ARCHUNDIA
ARMANDO ARCHUNDIA APRENDIÓ GROSERÍAS EN VARIOS IDIOMAS PARA SER RESPETADO EN EL CAMPO

El exárbitro confesó que aprendió ‘malas palabras’ en varios idiomas con el fin de que cuando creía que le iban a decir algo igual, él la soltaba primero, advirtiendo que sabía el significado de esas palabras y así los jugadores se calmaban un poco.

De acuerdo a declaraciones dadas a ‘ESPN Digital’, Archundia reveló este secreto que lo mantuvo a salvo en un par de veces y es que comentó que nunca se caracterizó por sacar la tarjeta roja, siempre trató de ser relajado en ese aspecto pero sí controlaba a los jugadores diciendo una que otra grosería cuando se ameritaba pero ojo, nunca atacando a ningún futbolista.

“Por ejemplo, la palabra ‘‘pende o pu….’, pues en todos los países se refiere a lo mismo nada más que con otra terminología.

http://www.espn.com.mx/video/clip?id=6937663

Entonces, te lo aprendes y así de diferentes palabras de diferentes países. Me tocaba pitarle a este equipo y yo ya sabía las groserías, entonces cuando se acercaban, tú la soltabas, sin dirigirte a nadie. Preguntaba las palabras más coloquiales me decían todo lo que significaba y también me decían que con esa palabra me iban a respetar y dicho y hecho, eso ayudaba. Entonces las protestas eran difíciles, porque ellos decían ‘ese sabe’”, reveló.

Aprender groserías de diferentes países fue parte del éxito de Armando Archundia a nivel internacional, donde llegó a silbar en diversos torneos entre ellos Sudáfrica 2010 y Alemania 2006, sin embargo, en el futbol mexicano no podía aplicar dicho método.

Con información de ESPN Digital.

About the Author

Charlieo García
Trabajo desde hace 7 años en el Corporativo Núcleo Radio y Televisión con gran desempeño y dedicación en mi área de trabajo, ya que es una empresa muy importante y la más destacada de los medios de comunicación en todo Coahuila